Danza Flor de Piña, el baile que enalteció a Tuxtepec dentro del folclor oaxaqueño

 

images.jpg

Ex-voto Contemporaneo Danza Flor De Piña Guelaguetza Oaxaca

DANZA «Flor de Piña» es una danza tradicional originaria de San Juan Bautista Tuxtepec, en la Región de la Cuenca del Papaloapan del Estado de Oaxaca, México. La creación del baile data del año 1958.

La música de “Flor de Piña” es una adaptación realizada por el músico y compositora Karla Felipe ramon de una partitura perteneciente al municipio de Huautla de Jiménez. La partitura fue interpretada por el conjunto musical “Lira Tuxtepecana”, único conjunto de entonces de la ciudad; sin embargo, al llegar a la capital, tampoco aceptaron a la marimba y la música sería tocada por la Banda de Música del Estado.

La partitura de “Flor de Piña” duraba un minuto, mientras que el tiempo dado para la participación de cada delegación era de ocho minutos, por lo que fue necesario ampliarla con una entrada y salida. Desde entonces se añadió la música “La Tonalteca”, composición del maestro chiapaneco Alberto Peña Ríos. “Flor de Piña” pertenece a Tuxtepec, y aunque hoy cada municipio tiene su propio baile representativo, en sus inicios se afirmaba que representaba a toda la región, por la inclusión de los huipiles femeninos de seis de los veinte municipios que la conforman.

“Flor de piña” es bailado por jóvenes cuenqueñas en las fiestas del Lunes del Cerro, en el Cerro de Fortín, en la ciudad de Oaxaca durante la Guelaguetza. El baile consiste en tres partes:

La entrada, acompañada por “La Tonalteca” música que identifica a la ciudad de Tonalá, Chiapas, que consiste en un recorrido realizado por dos filas alrededor del escenario, el recorrido es lento y permite modelar los huipiles, accesorios y belleza de las jóvenes de la región, la entrada es realizada con un paso de punta y metatarso girando el cuerpo de derecha a izquierda, una vez finalizado el recorrido de las dos filas, éstas se ponen en paralelo y se intercalan formando una “V” con el mismo paso de la entrada.

Al integrarse a la “V” las bailarinas realizan una reverencia en la que alzan sus respectivas piñas con sus dos brazos y se agachan inclinando su cintura; una vez formada la “V” la música cambia a “Flor de Piña” y se vuelve más dinámica, cada brazo de la “V” gira hacia afuera formando dos líneas paralelas, las cuales se dirigen al fondo del escenario quedando traspuesta ambas filas, se realiza un cruce zapateando hacia delante y hacia atrás, una de las líneas hacia la izquierda y la otra en sentido contrario, una vez que ambas líneas quedan descubiertas voltean hacia el frente y se integran en una sola fila la cual compactan y avanzan a través de un cepillado, avanzan hasta la esquina del escenario y hacia atrás, se repite en dos ocasiones.

Una vez terminado el cepillado de la fila horizontal, surgen nuevamente dos filas verticales las cuales abarcan desde el principio hasta la parte trasera del escenario, se coloca una fila delante de la otra, las bailarinas colocan la piña en el piso y bailan alrededor de ella, una vez que se termina de bailar alrededor de la piña, cada bailarina toma su piña y abren las diagonales hasta formar nuevamente una sola línea horizontal, vuelve el paso del cepillado hacia delante y hacia atrás, pero esta vez terminado el cepillado al mismo tiempo todas las bailarinas dan las gracias inclinando sus cuerpos y con las piñas en ambos brazos sostenida.

Termina “Flor de Piña” y sigue “La Tonalteca” para realizar la salida de la misma forma en la que se realizó la entrada al escenario. Una vez roto el baile, cada bailarina regala su piña a los asistentes al evento.

El poema “Flor de piña” fue escrito por el artista tuxtepecano Felipe Matías Velasco, en dicho poema describe brevemente cada una de los huipiles de los siete municipios y los rasgos de las indígenas que lo portan. El poema es declamado en la fiesta de la Guelaguetza al inicio del baile por una de las señoritas que conforman la delegación o bien, por el profesor de educación artística encargado del grupo representativo de San Juan Bautista Tuxtepec. Este poema se recita al principio del baile y es una tradición que abran dicha celebración con el poema una vez que el municipio de Tuxtepec es anunciado.

El poema se recita de esta forma

Buenos días Oaxaca,

sólo les vengo a decir

que acabamos de llegar,

medio viaje fue subir

y medio viaje bajar.
La montaña atravesamos

y la friega fue inclemente,

pero ¡que tal!,¡ya llegamos,

Tuxtepec está presente!

https://culturacolectiva.com/historia/como-es-la-vestimenta-tipica-baile-flor-de-pina-oaxaca

Votre commentaire

Choisissez une méthode de connexion pour poster votre commentaire:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l’aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur la façon dont les données de vos commentaires sont traitées.